31 oct. 2013

Patrones insólitos (V): Halloween

En estas fechas, todas las web centradas en el ganchillo se dedican a compartir patrones de brujas, calabazas, murciélagos y arañas. Más raros son los zombies, las momias, los vampiros y los Frankenstein, aunque también los hay en grandes cantidades. Sin embargo, aunque esta escena de El exorcista (de la que no he encontrado patrón) me sigue pareciendo la culminación del ganchillo terrorífico, me ha encantado encontrar un patrón para tejer al payaso de It (Pennywise) y al muñeco de Saw (ambos de la misma autora, cuyo blog no tiene desperdicio, tiene un conejo zombie maravilloso):



No obstante, no sólo de amigurumi vive la ganchillera, así que me ha entusiasmado encontrar una bufanda que representa una sierra chorreando sangre a la que la autora nos anima a coser unos dedos mutilados. Eso sí, este patrón no es gratuito, pero la idea es muy original:


Puesto que no festejo Halloween y ni siquiera he acabado aún con los proyectos veraniegos, no he tejido nada para la ocasión, ¡pero no será por falta de ideas!

16 oct. 2013

Maratón lanera

A sugerencia de Silvi, de Tejelandia, que había visto post en blogs de otros grupos de tejedoras que habían llevado a cabo un evento similar, decidimos organizar un Gran Hermano lanero: encerrarnos en algún lugar juntas y pasar veinticuatro horas seguidas tejiendo. Costó trabajo elegir una fecha, ya que las No8das somos muchas y por tanto es difícil hacernos coincidir a todas, pero al final nos decidimos por el 12 de octubre. Yo me limité a poner mi casa, a hacer el café y a fregar las tazas antes de volver a rellenarlas de café, porque de todo lo demás se encargaron las otras: comida hasta reventar, películas para mantenernos despiertas durante las horas de la madrugada, bebida, ¡hasta una piña, por si necesitábamos dieta depurativa tras tanto dulce y picoteo! Como ya se han hecho varias crónicas, os ahorro la mía y os enlazo las que ya circulan por la red:

-Crónica de Sagra, en el blog de las No8das.
-Crónica de Silvi, en Tejelandia.

Yo sólo diré que empecé la jornada tejiendo este precioso estegosaurio, cuya cabeza no se teje en espiral como acostumbro, sino que se dejan puntos sin trabajar, y lo abandoné pronto en pro del chal Isolde (me suscribí a Crochet! Magazine, aunque fue Silvi quien nos llamó la atención sobre este patrón en concreto).

La experiencia ha sido muy positiva, ya estamos buscando la ocasión de repetir...

8 oct. 2013

¿Queréis hacer ganchillo para una artista prestigiosa?

Esta noticia lleva circulando un par de días y no os pillará de nuevas, pero no ha sido hasta hoy que he podido sentarme con tranquilidad para leerla: la artista de origen polaco y residente en Nueva York Olek tejerá una segunda piel para la estatua de San Fernando en la primera de las tres acciones callejeras que tiene previstas en Sevilla. Para colaborar, hay que escribir a info[arroba]delimbo.com, la dirección de correo de la galería que ha traído a Sevilla a esta tejedora o llamar al número de teléfono que facilitan en su página de Facebook.

Pienso que debe ser maravilloso colaborar en algo reconocido como una obra de arte, aunque el arte contemporáneo sea una cosa que queda lejos de mi entendimiento, pero tengo tantas cosas entre manos, tal falta de tiempo, que no sé si es buena idea ofrecerme para una tarea que no creo que pueda atender debidamente.

5 oct. 2013

Patrones insólitos (IV): huevos fritos con bacon

No sé cómo se llaman esas piezas de tejido que sirven para coger las ollas calientes sin quemarse, ya que no soy muy ducha en las labores culinarias, pero hay que reconocer que una como ésta motivaría: es una sartén con huevos fritos y bacon:


El patrón es de pago y la diseñadora se muestra muy celosa de su copyright...

3 oct. 2013

Patrones insólitos (III): pipí y popó

Mirando patrones, esta vez en un foro de amigurumis, me encontré con esto:
Aclarar que la imagen es propiedad de su autora, que no veáis cómo se las gasta con los derechos de su obra...
Pues sí, tal y como los veis, son una gota de orina y un mojón. Cuando la autora cuida tan celosamente que nadie infrinja sus derechos de propiedad intelectual y exige que no se compartan las fotos sin citar la fuente, habré de suponer que es toda una fuente de ingresos. Lo cierto es que resulta divertido por lo chocante, pero no creo que le dedicase mucho tiempo a tejer una cosa como ésta, mucho menos dinero en comprar el patrón.